jueves, 21 de junio de 2007

DEDICADO A TURÓN Ricardo Pino

DÉCIMAS PARA TURÓN


La poesía improvisada
lejos de un halago al rey
se expresa en su propia ley
como la voz de Granada.
Su bandera enarbolada
habla de una tradición;
arte humano y transmisión
del corazón solidario
que levanta un escenario
en los cerros de Turón.

Un cante recuperado
en la palabra poeta,
es como un alba profeta
donde resurge el pasado.
Y un trovador inspirado
es como un lago profundo
vertiendo el eco rotundo
de iluminadas auroras
como vertientes sonoras
en los desiertos del mundo.

Hay un coro de chicharras
donde la tarde se inspira
y en malagueña o guajira
se estremecen las guitarras.
Cuelgan racimos las parras
bajo un cielo lugareño
volcando el vino en un sueño
de antigua naturaleza
cuando en un trovo se expresa
el trovero alpujarreño.

Con las improvisaciones
propias de cada región
se trenza un lazo de unión
que integra las tradiciones.
¡Que otros inventen razones
para un mundo individual!
La integración cultural
dará frutos verdaderos
si el canto de los troveros
habla de un mundo en plural.

Pueblo que guarda un destello
de iluminadas poesías
guarda un mundo de alegrías
universalmente bello.
Cada palabra es un sello
sobre el agreste paisaje;
la música es un lenguaje
de misteriosa garganta,
cante que el almendro canta
si el viento mueve el ramaje.

Montañas, antiguas huellas,
alboradas y arreboles,
son proverbios españoles
matizados con estrellas.
Lunas plateadas y bellas
que invitan trasnochar,
troveros con sed de andar,
ríos que siguen sus cursos;
al fin, todos son recursos
para quien quiera trovar.


















TURÓN DEL CANTE

Tango



En la casa de un amigo
España me ha regalado
el presente y el pasado
del trovador popular.
Turón, archivo del cante,
alto, sonoro y profundo,
me comenta q’en el mundo
todos podemos trovar.

Hablo de La Contraviesa,
la tierra de los juglares,
de viñedos, almendrares,
típicos de la región.
Es la tierra de Candiota,
Sevilla y “Paco” Megías,
trovadores de Almería
voces de la tradición.

Miro un paisaje marino
artístico y espontáneo,
playas del Mediterráneo
de arena, rocas y sol,
entre cerros y montañas
donde es oriundo el lenguaje
con el pincel del paisaje
trova el pintor español.

Cada amigo es un recuerdo
entre fotos y murales,
simples glorias musicales
que habitan el corazón…
y aunque la vida me lleve
por los rumbos más lejanos
sé que tengo dos hermanos
que me esperan en Turón.